Como agricultores y productores de alimentos amamos y respetamos la naturaleza, y queremos preservarla. La búsqueda de desarrollo sustentable es el principio que gobierna todas nuestras metas como organización.

Estamos convencidos de que podemos conducir una compañías rentables y sanas financieramente, y al mismo tiempo cuidar el medio ambiente y contribuir con el bienestar de las comunidades.

Creemos crecimiento económico, la conservación del medio ambiente y el desarrollo social deben ir siempre de la mano. De este modo, procuramos el equilibrio de estas variables en toda acción que emprendemos, y medimos su evolución a lo largo de todo el proceso.

Buscamos preservar los recursos mediante el uso de herramientas de control del impacto de nuestra actividad sobre el medio ambiente, aplicando tecnología de última generación e innovación, y sobre todo manteniendo una actitud crítica, transparente y autoconsciente. La sustentabilidad es también el principio fundamental de nuestro enfoque de Responsabilidad Social.

Los principales objetivos de nuestra política ambiental son:

Respetar la legislación sobre medioambiente y asegurarnos que todos los miembros de nuestra red, incluyendo los proveedores, la cumplan.
Introducir nueva tecnología e innovaciones a nuestros procesos productivos e industriales a través de la consecución de eco-eficiencia, que significa maximizar la utilidad de la relación producto/insumo minimizando al mismo tiempo el impacto sobre el medio ambiente.
Medir los efectos de cada actividad sobre el medioambiente, registrando y comunicándolos.
Promover la concientización y la responsabilidad individual con respecto a la importancia de preservar el medioambiente dentro de nuestra red y de nuestras comunidades mediante el involucramiento en diferentes iniciativas.

Al hacer eso, esperamos:

Llevar a cabo nuestras actividades en entornos sanos y con la necesaria resiliencia para producir a largo plazo, proveyendo beneficios a las generaciones presentes y futuras.
Construir relaciones amistosas con la sociedad en su conjunto.
Establecer relaciones comerciales con otras organizaciones y compañías con alta conciencia medioambiental y rigurosos estándares de transparencia.
Obtener acceso a incentivos otorgados a organizaciones en función de sus políticas y prácticas con relación al medioambiente.